Nosotras              

Somos mujeres luchadoras en busca de un mejor futuro para nuestras familias, superamos situaciones difíciles, y enfrentamos el presente a través de un trabajo digno, lleno de detalle y amor.

Crecimos y nos capacitamos gracias Puriy y a la ONG Padma.

Algunas de nuestras compañeras ahora tienen otros empleos y nosotras nos quedamos aquí por que nos encanta coser con amor y dedicación los diferentes productos que vamos creando.


Al comprar Puriy estas comprando un producto de la mejor calidad y recomendado por pediatras para promover el adecuado desarrollo del piecito de los bebes. Además Puriy dona parte de tu compra a la ONG Padma para que continue con el trabajo de lucha contra la violencia a mujeres y niños, y la donación de alimentos en la coyuntura COVID19.

Miryam

Jefa de Taller

Me uní en el 2015 y desde entonces Puriy ha sido un milagro y me ha dado esperanza en la vida. Antes de llegar aquí tuve trabajos que no duraban o donde no me trataban bien. Llevé un proceso psicoterapéutico por varios años y gracias a eso creo que he crecido como persona.
Siento que es lo mío, he encontrado un trabajo que me gusta hacer, que me ayuda a querer mejorar cada día y aprender cosas nuevas.

Margarita

Mujer Puriy

Yo llegué a Puriy en el 2015. Antes trabajaba dando servicio de bordado como arpillera, pero tuve que dejarlo en el 2012 por problemas personales.
Puriy fue una esperanza en mi vida. Me dieron la posibilidad de contar con un trabajo que me ayuda a poder comprar mis medicinas y apoyar en mi casa. Desde ese momento comencé a recibir terapia psicológica y fue una gran experiencia, pude abrirme y hablar de mí.
Puriy me ha hecho muy feliz, poder trabajar y seguir sintiéndome útil y valiosa, ha sido de las mejores oportunidades de mi vida.

Mariela

Mujer Puriy

Me uní a Puriy en el 2015 porque tenía dos gemelas y no conseguía un trabajo con un horario flexible. Felizmente aquí me apoyaron y logré un equilibrio entre el cuidado de mis hijos y el trabajo. Recibí apoyo psicoterapéutico y sané muchas heridas.
Cuando llegué sabía de costura pero aprender a coser zapatos fue otro mundo. Aún cuando muchas veces quise retirarme, persistí y lo logré. He tenido otros trabajos desde entonces, pero Puriy me hace sentir como en casa, es por eso que me gusta venir a trabajar, hacer bromas y divertirme con mis compañeras.

Victoria

Mujer Puriy

Llegué a Puriy en el 2016 buscando salir de mi casa, pues mis hijos ya grandes, se habían ido y me sentía sola. Desde que nacieron mis hijos no había vuelto a trabajar y fue muy gratificante volver a hacerlo. Además el haber recibido apoyo psicoterapéutico fue algo nuevo y enriquecedor.

Actualmente trabajo medio tiempo en el taller para poder dedicarme a otras ocupaciones. Puriy fue la oportunidad perfecta para desarrollarme y seguir creciendo como persona (conocerme más y sanar dolores del pasado).

Estoy agradecida porque ahora veo la vida de otra manera.

Tania

Mujer Puriy

Llegué a Puriy en el 2016 cuando tenía 23 años. Antes trabajaba cocinando en un restaurante, pero me metí a estudiar costura y un día llegó una psicóloga a mi escuela y me presentó a Puriy. Quedé seleccionada de un grupo de 6 postulantes, y aún cuando al principio me daban miedo las máquinas me atreví y ahora me gusta coser los zapatitos. 
Quisiera seguir estudiando y especializándome. Ahora tengo un trabajo en el taller y eso me da tranquilidad. Puriy me ayudó a encontrar un norte en la vida.

Socia - Directora Comercial

Daniela

Me uní al proyecto en el 2017 como coordinadora comercial y desde entonces mi corazón se volvió parte de esta familia hermosa. Luego de un tiempo fuera, decidí volver a Puriy para hacer mía la empresa. Junto con mi socia tenemos muchísimas ideas y ganas de seguir empoderando a mujeres y animándolas a seguir creciendo.
 

©2019 by Puriy.pe. Proudly created with Wix.com